28 de abril de 2014

El Esfuerzo

            ¿Quiere conseguir algo realista? ¿un trabajo, acabar una carrera, sacar unas oposiciones? La fórmula para lograrlo creo que ya la conoce, se llama esfuerzo y, desgraciadamente, está en desuso.
Las grandísimas comodidades que nos brinda nuestra sociedad (el famoso estado del bienestar) nos hacen perder la perspectiva correcta, que no por simple deja de ser verdad eterna: las cosas se consiguen con esfuerzo.
Academia Voy A Ser Policía. VASPOL
Con esfuerzo, con capacidad de sufrimiento y entrega en nuestra tarea  tenemos más cerca el éxito, sin él empieza a jugar la suerte y, en muchos casos, los milagros.
Si la meta está en aprobar unas oposiciones o tienes muy buenos y poderosos amigos (opción cada vez más complicada afortunadamente) o no hay otra: esfuerzo, mucho esfuerzo. No queda otra que estudiar lo más grande.
Si la meta es sacar las oposiciones al Cuerpo Nacional de Policía la opción de los amigos descartada, así que solo queda mucho, muchísimo esfuerzo porque en las oposiciones que se han celebrado en 2014 ha contado con más de veintidós mil inscritos para ciento cincuenta plazas, pero, sobre todo, el esfuerzo se multiplica respecto a otros tipos de oposiciones.
Para entrar en la Policía Nacional a la dificultad propia de unas oposiciones se suma que no solo tienes que estudiar a saco y hacer infinidad de test, sino que además hay que entrenar y hacerlo con cabeza porque las lesiones son traicioneras, hay que estar dispuesto a hacer cientos de psicotécnicos, a soportar una entrevista personal muy complicada y someterte a unas exigentes pruebas médicas.
Es difícil, sí, pero con un valor tan en desuso como el esfuerzo, se logra.


21 de abril de 2014

Las oposiciones en cifras.

En las últimas oposiciones de acceso al Cuerpo Nacional de Policía celebradas durante el año 2014 se inscribieron más de veintidós mil personas para 150 plazas; es decir más 146 opositores por cada plaza. La apariencia inicial puede hasta asustar un poquito. Sin embargo esto hay que matizarlo mucho.
            Es ley no escrita que la mitad de las personas que se inscriben para participar en una oposición no llega a presentarse ni tan siquiera. Por tanto, si dividimos por dos las cifras anteriores ya van asustando un poquito menos: 73 personas optan a cada plaza.
            Si seguimos analizando la preparación de ese 50% que acude al examen, tenemos que de los que van al examen la mitad no han tenido ocasión de prepararse de forma adecuada para tener opciones y en su mayoría asisten para ver como es el examen, como preguntan e ir entusiasmándose para el siguiente año. Es decir que hay que volver a dividir por dos, con lo que encontramos que realmente preparados a las pruebas van 37 opositores por plaza.
Academia Voy A Ser Policía. VASPOL
            Hasta aquí lo que sucede en las oposiciones en general. Cuando nos centramos en unas en la que hay pruebas físicas, como las celebradas para acceder a la Policía Nacional, debemos de introducir un nuevo factor de corrección ya que no a todos se nos da bien estudiar y entrenar simultáneamente. Además el deporte con cierta intensidad genera lesiones que en muchos casos impiden alcanzar el nivel exigido o, incluso, poder asistir a las pruebas.
            Por estos motivos podemos descontar un nuevo porcentaje de opositores, en este caso un 25%, por tanto tenemos que las personas que realmente están bien preparadas y, además, asisten con nivel suficiente a las pruebas físicas son 28 (el 25% de 37 son 9, que descontamos).
        Sin embargo no podemos quedarnos con esta cifra puesto que las dificultades en el camino son superiores ya que hay un psicotécnico, una entrevista personal, un control médico muy fuerte (test de drogas, medición de vista, oído, etc.) y, por si fuera poco, presentar carné de conducir tipo B, que no todo el mundo lo tiene. Por tanto se debe de descontar un nuevo 20%, es decir los 28 anteriores se nos quedan en 22 aproximadamente.

            En definitiva, si estudiar cómo hay que hacerlo, entrenas para alcanzar un nivel deportivo adecuado y estas sano física y mentalmente, no te enfrentas a 146 opositores más, sino a 21 (tú y 21 más) que cambia bastante. 

Academia Voy A Ser Policía. VASPOL

14 de abril de 2014

Semana Santa, un buen periodo para estudiar.



            Llega la Semana Santa y con ello días de salir a ver nuestras hermandades, cofradías y pasos o incluso para hacer estación de penitencia. Sin embargo los exámenes teórico y de ortografía de las pruebas para acceder al Cuerpo Nacional de Policía están muy cerca ya: el 10 de mayo, precisamente durante otra de nuestras fiestas de primavera sevillanas: la feria.


Academia Voy A Ser Policía. VASPOL

            Por tanto debemos de matizar mucho eso de que llegan  las vacaciones de Semana Santa, ni mucho menos. Vienen días para intentar compaginar varias actividades y ser capaz de maximizar el rendimiento que le damos a nuestro tiempo. Lo primero es estudiar, la oposición está a menos de un mes, es decir en el momento de apretar más, de echar más horas y más intensidad, sino ¿cuándo?

            Así una vez fijado nuestro objetivo principal, es decir estudiar mucho, pero también dar un paseíto para despejarnos y disfrutar de una de las principales fiestas de Sevilla. Podemos compatibilizarlo, planificando bien nuestro tiempo y sobre todo sabiendo que primero la obligación (estudiar a tope) y después la devoción, nunca mejor dicho.

            Una buena idea puede ser aprovechar la mañana para estudiar intensamente, si nos levantamos a una hora decente y a las ocho de la mañana estamos estudiando, a las 15 horas podemos tener acumuladas nada menos que seis horas de estudio a razón de dos horas de estudio por media hora de descanso, no olvides que hacer este tipo de paradas es fundamental para progresar.

            Así a las tres de la tarde es una hora buenísima para comer y sobre las 16 horas darle otro tirón de un par de horas al asunto, acumulando ocho horas de estudio en un solo día y teniendo desde las seis de la tarde para tomar una ducha, vestirnos en condiciones y disfrutar del recorrido de nuestras imágenes por Sevilla.

            Si hacemos un buen plan de horarios y lugares nos puede dar tiempo para ver unas cuantas de cofradías a la vez de aprovechar para charlar con la familia o los amigos que nos acompañen e incluso cenar unas tapas. Sin embargo no olvides que al día siguiente hay que volver a levantarse a buena hora para completar una jornada tan intensa y provechosa como la que hemos descrito, por lo que hay que irse pronto a casa para descansar y dormir en condiciones, otra de las condiciones fundamentales para que lo estudiado se quede dentro y no se vaya.

            En conclusión: podemos estudiar mucho para nuestras oposiciones al Cuerpo Nacional de Policía tan cercanas y echar un buen rato viendo unas cuantos de pasos, para ello planificación, organización del tiempo y mucho sentido común. Todas condiciones imprescindibles en un buen policía.
             


7 de abril de 2014

Opositar: trabajo, trabajo y trabajo.


No falla, cuando le dices a alguien que eres funcionario inmediatamente te dice: ‘pero qué bien estáis vosotros, sobre todo ahora con la que está cayendo’.  Y no les falta razón, es un trabajo fijo para toda la vida con una remuneración segura y, en algunos casos, hasta buena.
Sin embargo muchas de las personas que opinan en esos términos no reparan en la dificultad que conlleva decidir opositar a un determinado cuerpo de la Administración, llevar a cabo una preparación intensiva que puede durar años, los malos tragos que se pasan haciendo los exámenes o esperando las calificaciones y, sobre todo, la incertidumbre del resultado.
En efecto, opositar es muy duro. Consiste en una prueba mental y física que nos exige de todo nuestro cuerpo y nuestra inteligencia para salir adelante con éxito. El camino es duro, pero claro y sencillo: trabajo, trabajo y trabajo.
Trabajo, puesto que debemos de currar un montón, estudiar temas casi siempre muy farragosos, complicados y densos durante interminables horas, hacer test por castigo, si también hay pruebas físicas, como en las de acceso al Cuerpo Nacional de Policía, entrenar fuerte con la precaución de no lesionarnos y cuando lleguen los días de las pruebas estar a tope concentrado y dispuesto a hacer el mejor examen de nuestras vidas.
Trabajo, para controlar la frustración si no lo logramos, para mantener la constancia imprescindible para lograr alcanzar nuestra meta, para calmar nuestra ansiedad, para no perder el contacto con los amigos, para controlar la preocupación de la gente que nos quiere, para cuadrar las cuentas pese a no tener ingresos y seguir generando gastos.
Y por fin trabajo, sí, trabajo, el que queremos, en el que pagan y, mucho más importante,  en el que te sientes realizado llevando a cabo una actividad profesional, que en caso de la Policía Nacional es apasionante.
Si se ponen los dos primeros trabajos, el tercero llega y sabe a la gloria del triunfo cuando se sabe que profesionalmente uno tiene la vida solucionada.
El camino es complicado, pero está claro: trabajo, trabajo y trabajo. No hay otra fórmula. 

Academia Voy A Ser Policía. VASPOL
Fuente de la imagen: http://www2.technal.es


5 de abril de 2014

En mayo, estrenamos nueva web.

En mayo se pondrá en marcha la nueva versión de nuestra web http://voyaserpolicia.es/

En ella daremos un montón de opciones exclusivas a nuestro  alumnado:
Academia Voy A Ser Policía. VASPOL

  • Acceso a la plataforma virtual de formación sólo para nuestros alumnos: exámenes test teóricos y  psicotécnicos, contacto directo con el profesorado, etc.
  • Descripción de nuestro método, nuestro profesorado, test teóricos, psicotécnicos.
  • Petición de información sobre la oposición, las opciones detalladas de obtener el aprobado, la  disponibilidad particular de tiempo, etc.
  • Posibilidad de inscripción en nuestra academia telemáticamente, sin papeleos.
  • Enlaces a las diferentes redes sociales en las que tenemos presencia.

Todo ello con la premisa de dar a nuestro alumnado una atención integral en todo lo que respecta a su preparación de la oposición al Cuerpo Nacional de Policía.

Recuerda que puedes solicitar información sin compromiso mediante el siguiente formulario: