7 de julio de 2014

La teoría del Derecho Penal del Enemigo. El Estado de Derecho ante el terrorismo y el crimen organizado.

El terrorismo y el Crimen Organizado son, sin duda, las manifestaciones delictivas más graves que se conocen. Si cualquier delito es una injusticia para la víctima que lo sufre, las actividades que caracterizan a estos, si cabe, lo son aún más. A ello hay que añadir que, salvo alguna excepción, estas actividades se realizan por grupos de personas organizados y concertados para lograr sus objetivos, lo que aumenta su peligrosidad.
Ante la gravedad de estos delitos la sociedad debe de protegerse, por lo que el Estado de Derecho adopta medidas excepcionales, a la altura de las conductas que pretende prevenir y reprimir. Estas medidas son el núcleo del Derecho Penal del Enemigo.
Conferencias sobre temas policiales en Sevilla
El Derecho Penal convencional o tradicional está sujeto a unas restricciones muy fuertes para garantizar los derechos fundamentales como la presunción de inocencia y principios básicos del Derecho.
El delito tiene un camino, una vida, llamado por los juristas ‘iter criminis’: el delito se piensa, se prepara y se ejecuta. Estas limitaciones del Derecho Penal vienen a resumirse en que no se puede castigar a nadie por un delito que piensa hacer,  que planea o que incluso hace actos preparatorios, la punibilidad llega cuando se ejecuta el delito y se consigue el resultado deseado, en cuyo caso se consuma o cuando no se llega al objetivo, de forma atenuada al ser en tentativa.
La solución a este hándicap del Derecho Penal tradicional y por ende del Estado de Derecho se encuentra en el Derecho Penal del Enemigo, una rama del Derecho que atiende las especialidades criminológicas señaladas al principio. De forma que a través de este instrumento, en casos excepcionales, se puede intervenir antes de que se lleve a cabo la ejecución del delito, suprimiendo esa atadura que policías, fiscales y jueces tienen para intervenir. De forma que es posible procesar y condenar a un terrorista que aun no ha realizado ningún atentado ni nada para prepararlo simplemente por pertenecer a una organización que se dedique a ello, es el delito de pertenencia a organización terrorista.
La propia Constitución Española de 1978 admite esta modalidad del Derecho Penal cuando en su artículo 55.2 limita los derechos fundamentales a miembros de este tipo de organizaciones, lo que ha sido interpretado por la jurisprudencia del Tribunal  Constitucional como una habilitación al legislador para regular estos casos excepcionales, si bien a través de Ley Orgánica.

El Derecho Penal del Enemigo se recoge en el Código Penal, aunque ha sido objeto de numerosas modificaciones, la última en 2010, hasta llegar a un marco adecuado para combatir contra estas amenazas que recaen sobre nuestra sociedad.

30 de junio de 2014

Asesinos en serie según el FBI (II)

En un post anterior hablamos un poco sobre los asesinos en serie y dimos los conceptos básicos sobre este fenómeno criminal. en este vamos a profundizar en la clasificación que el FBI creó para investigarlos cuando crearon su famosa Unidad de Ciencias del Comportamiento.
El término 'asesino en serie', viene del inglés ‘serial killer’, y fué acuñado por el agente del FBI Robert Ressler al que los diferentes episodios que suponen cada uno de los homicidios que protagoniza el asesino en serie le recordaban a los seriales televisivos que veía en la televisión cuando era niño. 
Conferencias sobre temas policiales en Sevilla
Los asesino sen serie son causantes de la muerte de tres o más personas, mediando entre los sucesos que dan lugar a estos resultados un periodo más o menos prolongado que técnicamente se llama ‘tiempo de enfriamiento’, es decir los homicidios no suceden simultáneamente o uno a continuación de otros, sino que transcurre un tiempo (desde días hasta años, incluso) entre ellos. Además los lugares suelen ser diferentes (aunque no necesariamente).
El número mínimo de tres no es determinante puesto que se puede dar el caso de haber asesinado a una sola persona cuando son detenidos y encarcelados, impidiéndoles continuar con sus macabros proyectos. Es el caso de Javier Rosado, el ‘Asesino del Rol’, que fue detenido por miembros del Cuerpo Nacional de Policía en Madrid cuando iba a cometer su segundo homicidio.
En principio el FBI distinguió dos tipos de asesinos en serie en función de la apariencia que deja en las escenas de sus crímenes:
·         Organizados o psicopáticos (psicópatas): son predominantes en número puesto que más o menos constituyen dos tercios del total. Las escenas de sus crímenes suelen carecer de pruebas, planifican y preparan sus golpes con esmero.
·         Desorganizados o psicóticos (esquizofrénicos): padecen una grave enfermedad mental que les impide percibir la realidad tal y como es en verdad. Sus acciones suelen partir de un impulso o bien por una falsa creencia fruto del trastorno que padecen.
El FBI comprobó que era muy complicado introducir a todos los asesinos en serie en uno de estos grupos ya que se encuentran constantemente con escenas que tienen rasgos propios de ambos tipos, por lo que introdujo una nueva categoría: el asesino en serie mixto.  Quien combina características propias de un enajenado mental con la frialdad y ausencia de sentimientos de los psicópatas. 
 

23 de junio de 2014

Errores habituales al hablar de psicópatas.

La personalidad del psicópata es muy complicada y se describe sobre la base de muchos factores, sin embargo podemos afirmar que lo básico es su incapacidad para sentir empatía, es decir no pueden ponerse en la piel del prójimo desde el punto de vista sentimental. A ello hay que añadirle que no tienen remordimientos, que son manipuladores, narcisistas (según ellos son los mejores en todo lo que hacen), y un largo etcétera de rasgos más o menos marcados según el caso particular puesto que no hay dos psicópatas iguales.
En este post vamos a intentar desterrar varios mitos que pesan sobre esta encarnación del mal, auténticos diablos de color rojo, cuernos, rabo y tridente.
Conferencias sobre temas policiales en Sevilla
Robert Hare, uno de los mayores especialistas del mundo sobre psicópatas, dice sobre ellos: los psicópatas son depredadores que encandilan, manipulan y se abren camino en la vida sin piedad, dejando una larga estela de corazones rotos, expectativas arruinadas y billeteras vacías. Con una total carencia de conciencia y sentimientos por los demás, toman lo que les apetece de la forma que les viene en gana, sin respeto por las normas sociales y sin el menor rastro de arrepentimiento o piedad. Sus asombradas víctimas preguntan desesperadamente: ¿Quiénes son esas personas?
            Como primer mito a desmentir tenemos que decir que no te confundan nunca, los psicópatas NO ESTÁN LOCOS, no tienen ninguna enfermedad limitante, es decir no padecen ni una esquizofrenia ni una bipolaridad ni una neurosis. En consecuencia, y siguiendo el criterio jurisprudencial del Tribunal Supremo y del Constitucional, estas personas no pueden ser eximidas de su responsabilidad penal alegando que padecen una enfermedad mental, no es cierto, puesto que el psicópata es capaz de distinguir perfectamente entre el bien y el mal, y cuando realiza un daño a un tercero lo hace con pleno conocimiento del significado y consecuencias de esa acción.
La creencia popular de que el psicópata es un asesino en serie y muy inteligente, es totalmente falsa. Diferentes cálculos cifran la incidencia de los psicópatas en la población del 1%, eso indica que existirían en España cuatrocientos mil psicópatas. Afortunadamente no existe ese número de asesinos (mucho menos asesinos múltiples) en nuestro país.
Este porcentaje crece hasta el 20% cuando la población de referencia es la penitenciaria, es decir de cada cinco reclusos, uno es psicópata. Lo que nos da idea de la proporción de psicópatas que tenemos como clientes en el oficio de policía.
Y es que entre los psicópatas debemos de distinguir varios tipos según hayan cruzado la línea que marca el ordenamiento jurídico al tipificar una conducta como delito. Así los que no han llegado a delinquir son los psicópatas integrados. Y el que ha llevado a cabo alguna acción u omisión considerada infracción penal es un psicópata criminal.
Otro error común es pensar que solo existen hombres psicópatas, cuando hay mujeres que también lo son, aunque es un trastorno de la personalidad más frecuente en el hombre que en la mujer, que lo desarrolla en menos casos.


16 de junio de 2014

La evolución hasta el Movimiento Skinhead.


El Movimiento Skinhead es una de las Tribus Urbanas de las que más se habla en los medios de comunicación aunque no siempre con mucho acierto a la hora de describirlas tal y como son realmente, cayendo reiteradamente en los estereotipos habituales. Tanto se repiten que parece que esos errores se convierten en realidad, como por ejemplo que todos los Skinheads tienen ideología de extrema derecha, lo cual es absolutamente falso puesto que, existen infinidad de grupos incluidos dentro de este Movimiento Skinhead que profesan otras ideologías totalmente opuestas a la mencionada y, sin embargo, lucen estéticas casi idénticas y vienen de un tronco común que, paradójicamente, se sitúa en un país con una población negra en su práctica totalidad: Jamaica.
En efecto, el inicio del Movimiento Skinhead lo podemos situar en ese país en la década de los cincuenta con motivo de la aparición de la afición por la música Ska. Si, la rama de extrama derecha de este Movimiento, que presumen orgullosos de ser racistas o xenófobos, tienen su origen en un país con una amplia mayoría de personas negras. Toda una paradoja, que se explica con la evolución que los seguidores del Ska, los Rude Boys, siguen en el tiempo.
En el año 1962 este país se independiza de Inglaterra. Esta secesión no fue bien recibida por parte de la población jamaicana que estaban más conformes con seguir gobernados por los ingleses. Esto hizo que muchos, aprovechando que los beneficios para inmigrar que proporcionaba pertenecer a la Commonwealth, emigraran a Inglaterra donde preveían muchas más oportunidades para su futuro. Entre estos nuevos habitantes de Inglaterra estaban muchos Rude Boys con su pasión por la música Ska.
Conferencias sobre temas policiales en Sevilla
Los inmigrantes jamaicanos se ubican en barrios humildes de trabajadores en Londres, lugar donde más trabajo se ofrecía a los que venían de fuera buscando un futuro mejor. En esa ciudad, por los años sesenta triunfaba el estilo Mod, que casualmente también se ubicaban en las mismas zonas de la urbe. Asimismo el Movimiento Hippy tenía mucho predicamento en esta capital, a los que los Mods desprecian por su estética desaliñada y su supuesta falta de higiene.
La unión de los Rude Boys y los Mods,  en estos barrios de clase trabajadora de Londres vienen a dar a una nueva Tribu Urbana llamada Hard Mods, evolución de los Mods, más violenta, aficionada a las peleas, a la cerveza y a vestir bien.
Los miembros de los Hard Mods trabajaban en fábricas donde para evitar accidentes causados al pillarse el pelo en las máquinas, optaron por dejárselo muy corto para así no sufrir daños. Es decir la peculiar forma en la que los Skinhead (cabezas rapadas) llevan su pelo es fruto de una pionera forma de prevención de riesgos laborales.
En 1966 se celebra el Mundial de fútbol de Inglaterra, en el que el país anfitrión resulta vencedor. Esto provoca una autentico boom de este deporte en ese país. Los diferentes clubes organizan a los jóvenes para que animen a sus equipos desde la parte de atrás de las porterías. Nacen los Holligans.
En este ambiente de radicalización de los hooligans de fútbol en los que participaban jóvenes procedentes de la clase obrera con mucha afición por ir vestidos de forma arreglada, ‘con clase’ dicen ellos, con el pelo rapado para evitar accidentes laborales con las máquinas que manipulaban y pasión por la cerveza, nacen los Skinhead que en ese principio carecían totalmente de cualquier tipo de ideología. Eran apolíticos.
Los dirigentes del recién creado del Partido Nacional Británico (BNP), de extrema derecha, vieron a este colectivo tan organizado como una oportunidad para sembrar la semilla de su ideología en la juventud, por lo que se acercan a los Skinhead, que en parte, (sólo en parte) se vieron atraídos por las proclamas y propuestas de este partido político de extrema derecha que se ofrecía a financiarlos y darles una estructura y unas metas más tangibles, algo por lo que luchar, más allá de los colores de un equipo de fútbol. A ello también contribuyó la crisis del petróleo que hizo disminuir notablemente los puestos de trabajo, circunstancia que los mandatarios del BNP (y en general todo el llamado Frente Nacional Inglés) achacaron a la gran cantidad de inmigrantes que en los años sesenta acudieron a Inglaterra, lo que creó un rechazo hacia los trabajadores extranjeros, es decir se desarrolló un sentimiento de xenofobia muy intenso.
En respuesta a esta tendencia ideológica, el resto de grupos Skinhead sin ideología reaccionaron hacia el lado opuesto: la extrema izquierda. Estos colectivos rechazan la deriva hacia la derecha de algunos Skinhead, ya que con ello se traiciona la historia y los orígenes del Movimiento Skinhead: la raza negra (los Rude Boys) y la clase trabajadora.





9 de junio de 2014

El perfil del Asesino en Serie

Seguimos desarrollando el tema de los asesinos en serie, que es un mundo muy complejo y con muchas teorías que intentan explicarlo. 
En este segundo post sobre este fenómeno criminologíco tantas veces llevado a novelas, series de televisión y películas, vamos a tratar de describir los rasgos más típicos del asesino en serie. 
El perfil del Asesino en Serie
Los estudiosos de fenómenos complejos y con muchas variantes, como es el caso que nos ocupa, suelen recopilar una serie de datos de los sujetos participantes, en esta ocasión autor y víctima, conformando un perfil de estos. En el ámbito de los asesinos en serie, existen un número indeterminado que no han podido ser identificados, por lo que la información obtenida se debe de considerar de forma relativa.
A la hora de analizar los datos de los asesinos en serie, se ha concluido que sus rasgos más frecuentes, son los siguientes:
·     Hombres. En efecto la mayoría de asesinos en serie son varones, lo cual no quiere decir que no existan mujeres que han cometido este tipo de atrocidades. De hecho en España se conocen varias como Margarita Sánchez Gutierrez, la viuda negra de Hospitalet, quien entre 1992 y 1995 pudo cometer cinco homicidios mediante envenenamiento.
·      Raza blanca. Al igual que no todos los asesinos en serie son hombres, no todos son de raza blanca. De este fenómeno no están libres ninguna de las razas, así lo demuestran los Asesinos del Tarot,  dos personas de raza negra que en poco más de veinte días dispararon a trece personas con un rifle de precisión escondidos en un habitáculo que prepararon en su vehículo, matando a diez personas, en el año 2002 en Estados Unidos.
·      Edad entre 25 y 34 años. La realidad sigue mostrando casos que no cuadran con este rango de edad, sin ir más lejos el caso de los Asesinos del Tarot comentado anteriormente tenían 17 y 41 años cuando cometieron sus homicidios. No obstante Pérez Rangel, el Asesino del Parking de Barcelona en el año 2003, tenía veinticinco años cuando cometió sus dos homicidios.
·       Inteligencia por encima de la media. Sobre este dato existen muchas discrepancias ya que este rasgo podrían ser más propio de un tipo concreto de asesinos en serie, no de todos. 
·       Interés por el trabajo policial o militar, desempeñando incluso trabajos relacionados con la seguridad, como ser vigilante de seguridad. El asesino de la baraja fue militar durante unos años, quizás su salida del ejercito pudo ser el catalizador que le llevó a explotar su lado más oscuro, tal y como se verá en el siguiente curso de nivel intermedio. Su siguiente empleo fue como vigilante de seguridad.
El perfil del Asesino en Serie.
·   A medida que se ejecutan más acciones criminales se suele reducir la planificación, incrementar la violencia y reducir el tiempo de enfriamiento. Es decir, tal y como se decía en el tema dos el modus operandi va evolucionando, se van limando algunos defectos y se van adaptando a las circunstancias.
·    Luchan por su vida y su libertad, es decir es muy extraño que se suiciden o que se entreguen a la policía. Sin embargo asesino de la baraja sí que se presentó voluntariamente en la comisaría de Puertollano.
Ya se ha mencionado que este tipo de perfiles se deben de considerar como una referencia. Pocos criminales de este tipo cumplen todos y cada uno de los siete u ocho rasgos relacionados aquí.
  
En posteriores post seguiremos tratando este complejo fenómeno, afortunadamente mucho menos frecuente de lo que nos hacen pensar películas y novelas. 

2 de junio de 2014

Quién es el terrorista: ni un loco, ni un psicópata, simplemente un adoctrinado.

Pocas acciones criminales nos dejan con el cuerpo más consternado que la noticia de un atentado terrorista, pocos delitos son tan graves y tan injustos. Al ver imágenes del lugar de una explosión provocada por una acción de esta naturaleza normalmente surge a nuestra mente la idea de ¿por qué? Y la respuesta suele ser ‘porque están locos’. En este post intentaremos arrojar luz sobre esta pregunta y sobre todo desterrar esta respuesta tan errónea.
El terrorista no es ningún loco, en la inmensa mayoría de los casos no sufre ningún tipo de trastorno mental y mucho menos uno de la gravedad de una psicosis, del tipo de una esquizofrenia paranoide. Las personas que padecen este tipo de enfermedades difícilmente puede llevar una vida normal si no es con la ayuda de una medicación que les permite superar sus síntomas (alucinaciones, paranoias u otros) pero que no consigue la curación del paciente y tienen unos efectos secundarios notables.
Conferencias sobre temas policiales en Sevilla
Un terrorista vive con un alto grado de tensión y estrés por diversos motivos: la presión constante de ser sorprendido por la policía e ingresado en prisión durante años, la manipulación de material explosivo que de realizarse incorrectamente puede llevarle a la muerte instantánea. Soportar esta situación teniendo una enfermedad mental grave que debe de ser objeto de revisión constante por parte de un psiquiatra que le administre una medicación tan fuerte como la descrita es casi imposible.
Otro error en el que se suele incurrir es afirmar que el terrorista es un psicópata, término que se usa incorrectamente de forma frecuente como cuando se afirma que todo psicópata es un asesino, lo cual es faltar a la realidad como demuestra el hecho de que en la población una de cada cien personas es una psicópata y, afortunadamente, en España (con 40 millones de habitantes) no existen 400.000 asesinos.
Un psicópata es una persona incapaz de tener empatía, no puede ponerse en la piel del prójimo desde el punto de vista sentimental. No tiene remordimientos cuando hace algo inadecuado y tiene una capacidad increíble para manipular a los demás. Es un autentico diablo con cuernos, rabo y tridente, un mala gente, pero no, necesariamente, un asesino y mucho menos un terrorista.
Los psicópatas van a su aire, son muy independientes y no soportarían la disciplina y jerarquía que existe en un grupo terrorista, donde lo importante es el colectivo y la idea que defienden,  no las personas.
Superados estos mitos, es hora de hablar de quién es en realidad el terrorista, una persona que ha sufrido un proceso de socialización perverso orientado interiorizar los valores que defiende el grupo terrorista al que pertenece, tales como que el territorio formado por las tres provincias vascas, Navarra e Iparralde (el mal llamado País Vasco Francés), ha sido desde el principio de los tiempos Euskal Erria, una mentira inmensa, por cierto. O que el Corán les obliga a luchar contra los infieles, es decir contra toda persona que no profese el Islam o contra los apóstatas: los musulmanes que no viven según las reglas de la sharia, la ley islámica.

En próximos post se desarrollará esta idea con mayor profundidad. 

26 de mayo de 2014

Asesinos en serie según el FBI

El fenómeno del asesino en serie afortunadamente es poco corriente en la realidad, sin embargo suele ser objeto de innumerables novelas y películas de mucho éxito como es el caso de la saga Milenium, cuyo primer libro ‘Los Hombres Que No Amaban A Las Mujeres’ tiene en el fondo de la trama un personaje de este tipo, pero en realidad ¿qué es un asesino en serie? ¿qué tipos hay? ¿a qué se debe este peculiar fenómeno criminológico? En este post aclaramos todos estos conceptos de forma sencilla y clara.
El análisis de esta figura debe de empezar por definir varios conceptos previos: cuando una persona mata a un semejante intencionadamente lo llamamos homicida, término que en el derecho español se diferencia del correspondiente a asesino, que es un tipo de homicida en el que concurren unos agravantes particulares, sin embargo en la nomenclatura anglosajona son sinónimos (del inglés murderer o killer). 
Conferencias sobre temas policiales en Sevilla
En segundo lugar nos detenemos en el concepto de asesino (u homicida) múltiple: la persona que mata o intenta matar a tres o más personas. El FBI y la gran mayoría d e autores distinguen tres tipos dentro de estos: asesino en masa, itinerante (o frenético), y, por fin, el asesino en serie. Es decir el asesino en serie es un tipo particular de asesino múltiple
El asesino en masa mata a tres o más personas en un único lugar y en cuestión de minutos, el itinerante hace lo propio pero en diferentes lugares y en un tipo más prolongado, es decir unas horas. Nunca más de un día.
Por su parte el asesino en serie es un individuo que acaba o intenta acabar con la vida de tres o más personas en diferentes momentos y, en la mayoría de las ocasiones, distintos lugares.
Existen varias clasificaciones de asesino en serie, la más conocida es la proporcionada por el FBI y su famosa Unidad de Ciencias del Comportamiento aunque se la debemos al agente Robert Ressler, quien estableció dos tipos de asesinos en serie en función de la manera en la que deja el escenario del crimen, es decir el lugar donde suceden los diferentes homicidios: organizado, desorganizado y mixto.
El asesino en serie organizado es que deja la escena del crimen como si allí no hubiese pasado nada, es decir no síntomas de lucha (todo esta ordenado), no hay vestigios forenses que puedan llevar a revelar la identidad del autor y, en muchas ocasiones, no hay ni cadáver puesto que lo trasladan a otro lugar. A este tipo de asesino en serie el FBI lo cataloga como psicópata, es decir de su forma de proceder se deduce esta forma de ser: una persona que carece de capacidad para sentir empatía desde el punto de vista emocional, es incapaz de ponerse en la piel de su víctima. Además de otros muchos rasgos que describiremos en la siguiente entrada de este blog. Un asesino en serie organizado español es el llamado Asesino de la Baraja.
Por su parte el asesino en serie desorganizado es aquel que abandona el lugar donde se suceden las muertes tal y como queda tras el mismo, en un escenario normalmente dantesco. A este tipo de asesino el FBI lo cataloga como psicótico, es decir un enfermo mental muy grave que padece una esquizofrenia que le impide apreciar ni entender la gravedad de sus actos.
Cuando las características de la escena de los homicidios combinan características organizadas y desorganizadas el FBI opta por el tipo asesino en serie mixto, el cual posee características de los dos tipos descritos anteriormente.
Existen otras muchas clasificaciones de asesinos en serie, las iremos describiendo de forma fácil y sencilla en los siguientes post. 


19 de mayo de 2014

Inocente, un cuento de la alumna más joven de la Academia Voy A Ser Policía.

BLANCO
Juro que lo intento, pero es que no sé qué tiene que no me gusta. A veces pienso que mintió en su currículum, porque de cariño a los niños y experiencia con ellos, cero patatero; o que quizás a mamá le atrajo su tan económica oferta... A mi hermanita no la hace reír y a mí no me ayuda con los deberes del cole.
Desde que a mamá le pusieron el turno de noche en el Hospital todo se ha vuelto diferente; siempre es lo mismo, llegamos del cole, nos da la comida y se va a recargar las pilas para irse luego otra vez, después de dejarnos a cargo de esa que dice ser niñera.

NEGRO
El Sol empezaba a posarse en lo alto del cielo, apenas eran las 9 de la mañana cuando algunos ciudadanos ya empezaban a interponer sus denuncias; estafas, robos, hurtos… o a pedir simplemente información, calles...
Academia Voy A Ser Policía. VASPOL
La mañana empezaba tranquila, tocaba salir a aguardar la tranquilidad en el pequeño barrio sevillano. No llevábamos ni media hora de servicio cuando nos comisionaron la primera llamada del día, un señor alertaba que un bebé de 1 año había dejado de respirar a causa de un atragantamiento. Estábamos muy cerca, así que pusimos los pirulos y llegamos todo lo rápido que pudimos. La niña tenía los labios morados; yo ya había practicado la maniobra de Heimlich con anterioridad, pero nunca a niños tan pequeños. No había tiempo que perder, mientras Alfonso, mi compañero, intentaba tranquilizar a la madre; cogí a la niña, me senté en el asiento del copiloto y cerré la puerta para tener intimidad con la pequeña. Con cuidado la coloqué de forma inclinada hacia abajo, poniéndola sobre mi antebrazo; con una mano en su pecho empecé con la otra a darle palmadas en la espalda. Afortunadamente la niña empezó a vomitar y noté su respiración. Ese momento fue de absoluta alegría, uno de esos momentos que a pesar de los muchísimos servicios realizados, no se te olvidará nunca. La ambulancia llegó en ese momento, tomaron sus constantes vitales y le colocaron una  mascarilla de oxígeno. La madre subió a la ambulancia con su hija mientras con lágrimas en los ojos no dejaba de darnos las gracias.

BLANCO
María ya se había dormido, pero yo no podía, la luz del salón estaba encendida. Al poco tiempo de haber intentado dormirme escuché cómo la puerta se abría despacito mientras algunos rayos de luz se reflejaban en mi pared. Cerré los ojos e intenté no moverme mucho para que la niñera no supiera que aún estaba despierto.
Dejó la puerta encajada mientras la luz que había entrado, iba apagándose hasta quedar una muy pequeña claridad. La puerta de la calle se escuchó abrir, alguien entraba y entre susurros se saludaban. Era una voz de hombre, de hombre joven que tendría seguramente la edad de ella. Se acomodaron en el sofá y entramaron una conversación tan cariñosa que no podía ser otra cosa que su pareja. En este momento me entraron unas enormes ganas de dormirme para que fuera ya mañana e ir corriendo a decírselo a mamá, pero presté un poco más de atención a lo que decían y ya no tenían ese cariño del principio –Pero ¡tiene que ser a una hora en la que haya poca gente! por el ruido– le dijo ella preocupada, –No te preocupes mujer, solo será un golpe de nada. Lo peor será volver– intentó tranquilizarla, se quedaron callados un rato cuando de pronto ella dijo exaltada –Mañana haces tú primera parte del plan– ¿primera?– preguntó él –Sí, primera; confía en mí– .No se dijeron nada más o al menos… no lo recuerdo porque mis ojos cayeron en la tentación del sueño.
Cuando me desperté fui corriendo al salón pero no había nadie, y en la habitación de los invitados estaba la niñera sola, no había nadie más. Nos fuimos al colegio y a la vuelta, cuando mamá nos vino a recoger le conté lo que pasó en la noche, no me creyó, pensaba que lo había soñado e incluso yo también lo pensé, hasta que llegamos a casa y el vecino del bajo le dijo a mi madre -porque era la presidenta- que los azulejos del cuarto de los contadores se habían caído.
* * *
Faltaba aún media hora para que viniera cuando sonó el timbre de la puerta, la niñera había venido antes de lo normal. Mamá le abrió mientras seguía buscando en Internet un albañil económico para arreglar el  estropicio antes de que se cayeran los demás. –No quisiera entrometerme, pero si te es de ayuda tengo un amigo en paro que lo arreglaría con un precio muy económico– le ofreció ella. Mamá no se lo tuvo ni que pensar, no le quedaba mucho tiempo antes de irse por lo que aceptó su oferta. Fue a buscar las llaves del cuarto de contadores para dejárselas. –Vaya, yo nunca cuelgo esta llave en la primera alcayata, me habré confundido– dijo mamá para ella mientras yo la observaba extrañado.

NEGRO
Se notaba que era de noche, la cosa empezaba ya a ser más movidita. La primera llamada fue de esas que no te gustan oír: violencia de género. Nos presenciamos en el lugar lo más rápido que pudimos y nos entrevistamos con el vecino que había llamado. Fuimos hasta la puerta del piso del que decía haberse producido una pelea. Nos abrió un señor un poco alterado de unos 40 años, tiraba fuertemente de la mano a una niña pequeña, que nos miraba con cara de querer pedirnos ayuda. Al fondo se escuchaba un llanto muy leve, el hombre se opuso a que entráramos a la vivienda, – ¡Tiene sangre!– gritó finalmente con rabia la niña. El hombre la empujaba hacia adentro mientras la soltaba, – ¡Ni se te ocurra salir!– No nos lo pensamos, empujamos la puerta abriéndola entera, lo agarramos mientras mi compañero Alfonso le colocaba los grillos. Fui corriendo en busca de la mujer, estaba semiinconsciente, la cara y el cuerpo estaba lleno de cardenales, sangraba y la niña que no tendría más de 6 años, visualizaba llorando todo este terrible suceso.
Avisé a la sala que se presentaran los servicios médicos cuanto antes, mientras mi compañero terminaba de leerle sus derechos. Nos lo llevamos al patrullero y entre los dos pudimos meterlo. No estaba por la labor.
Llegó la ambulancia y se llevaron a la mujer lo más rápido que pusieron. Avisamos a un familiar de la pequeña para que se hiciera cargo de esta, mientras tratábamos de animarla. Estos son de los peores servicios que te quieres encontrar.

BLANCO
Habían pasado cuatro días desde que los azulejos se cayeron, Josu, el albañil ya había acabado su trabajo y se lo había dejado a la comunidad demasiado barato, era bastante simpático, hasta subía a casa a jugar conmigo y a ayudarme con los deberes. Cuando mamá se fue vino a hacernos una visita sorpresa, estuvimos un rato con él y luego nos fuimos a dormir; ellos se quedaron charlando. A mitad de la noche me despertó un ruido, miré mi reloj 02:00am, me asomé al pasillo y vi a Josu como recogía unas herramientas que estaban dispersas por el suelo – ¿Qué hacía a estas horas?– Me pregunté. Empezaba a tener un mal presentimiento.
Salió por la puerta con ellas sin encender la luz del pasillo del edificio. No vi a nadie más en la casa, cogí el móvil que mamá nos deja siempre cada vez que se va y le mandé un WhatsApp <<Mamá, Josu ha tirado las herramientas por el pasillo de casa y se acaba de ir sin hacer ruido. No veo a la niñera :( >> No tenía miedo, pero sí estaba preocupado. Mamá me respondió al momento <<No te preocupes, anda duérmete que estarás soñando, te quiero cariño :* >> – ¡No estaba soñando!– Me eché en la cama cuando escuché a la niñera hablar por teléfono –No, aquí no hay nadie… sí, estamos solos… estará soñando… voy a echarles un vistazo pero no te preocupes que todo está tranquilo… Buenas noches– Se abrió la puerta de nuestra habitación, yo me hice el dormido, cerró la puerta y se oyó como giraba el pestillo. Nos había dejado encerrados. Había que pensar como lo haría mi detective favorito Sherlock Holmes, uniendo lo que estaba ocurriendo. –A ver, Josu es albañil y estuvo arreglando los azulejos, pero tardó cuatro días cuando en uno se tiene de sobra. La noche en que se cayeron los azulejos escuché un hombre entrar en casa… y la verdad es que a su vez me recuerda a la de Josu. Las llaves del cuarto de contadores no estaban colgadas en la última alcayata donde mamá las suele dejar siempre. Todo tiene relación con ese cuartillo, pero ¿Qué es lo que puede haber ahí de valor?– Estaba muy pensativo no conseguía encajar nada, cogí el móvil y la luz brilló en mi habitación, mientras permanecía acostado en mi cama me di cuenta que mi pared tenía un pequeño agujero por el que se veía el antiguo color de la pared – ¡Claro! ¡Al lado del cuarto de los contadores hay una joyería!– Se lo dije a mamá pero volvió a no creerme y a decirme que apagara ya el móvil. El otro día unos policías vinieron a  darnos una charla al cole y nos dijeron que si les necesitáramos marcáramos… –Creo que lo dejé en la mochila– Nos regalaron pegatinas donde venía el número de ellos: 091. Me daba un poco de miedo llamar pero lo hice.

AZUL
Acabábamos de terminar un aviso cuando se nos encomendaba otro; un chico de 11 años avisaba de un posible butrón en su vivienda a la joyería paralela a esta. Al parecer el chico se encontraba con su hermana de 3 años, encerrados en una habitación al cuidado de su niñera que parecía tener relación en el delito.
Academia Voy A Ser Policía. VASPOL
Acudimos tres patrullas sin hacer el más mínimo ruido. Mientras dos fuimos a entrar, la otra patrulla se quedó por los alrededores en el caso de que el o los sospechosos intentaran huir. Nada más acercarnos a la puerta, sin que fuera necesario llamar vimos como una mujer joven corría hacia un cuartillo que parecía ser el de los contadores. Salieron de allí ella y otro joven más tal y como la sala había anunciado. La puerta estaba cerrada, llamamos a todos las viviendas hasta que se nos abrió la puerta, la mujer había subido las escaleras y el hombre había conseguido escapar por una ventana que daba a la calle. Los compañeros que se encontraban alrededor avisados por nosotros iniciaron con las sirenas la persecución con el patrullero.

Ángel, el copiloto, se bajó corriendo del patrulla y entre su otro compañero lo inmovilizaron en el suelo, engrilletándolo e informándole de sus derechos. Mientras tanto en el edificio buscábamos a la mujer que había huido. El niño, al escuchar las sirenas empezó a aporrear la puerta y a pedir auxilio. Fuimos hasta esa vivienda donde encontramos a la mujer intentando huir por la ventana desde un tercero. Pudimos detenerla y al igual que el otro detenido, se le leyó sus derechos por ser una cooperadora necesaria. Alfonso abrió la puerta donde se encontraban los niños, le felicitamos por lo inteligente que había sido y sobretodo, vimos que nuestras charlas habían dado su fruto, aunque no era necesario que fuera en estas condiciones. Avisamos a la madre para que viniera. Pasado un rato llegó bastante asustada; cuando se tranquilizó le avisamos de que se le citaría al niño para que declara. Adrián, el protagonista, nos dijo que de mayor quería ser policía.
Firma de la autora

12 de mayo de 2014

La planificación: el arma estratégica.

Nuestro objetivo es conseguir llegar a ser policía, para ello hay que aprobar las oposiciones al Cuerpo Nacional de Policía que son muy duras, por lo que debemos llevar al máximo nuestro rendimiento, debemos ser muy eficientes en nuestro esfuerzo y debemos de aprovechar nuestras posibilidades a tope.
Para lograr esa eficiencia (más rendimiento con menos trabajo) una planificación adecuada se convierte en el arma más poderosa y que más nos puede ayudar junto con un esfuerzo total a la hora de estudiar y entrenar para afrontar las oposiciones con garantías de éxito. Esta planificación se hará más necesaria, si cabe, cuando el tiempo que tengamos otras obligaciones que limiten el tiempo disponible para estudiar, como puede ser tener un trabajo provisional, acudir a la academia a recibir clase o atender a la familia.
Conferencias sobre temas policiales en Sevilla.
La planificación consiste en prever de antemano el tiempo disponible que tendremos para estudiar y distribuirlo adecuadamente para aprovecharlo al máximo para el estudio tanto en cantidad como en calidad. Lo conveniente es hacerlo semanalmente, quizás el domingo por la tarde es buen momento para plantear toda la semana que empieza al día siguiente.
Para hacer una planificación adecuada lo primero que debemos hacer es coger  un folio en el que anotaremos los compromisos ineludibles que tendremos durante la semana, que una vez descontados nos permitirá deducir el tiempo libre del que dispondremos y que para unas oposiciones como las del Cuerpo Nacional de Policía deberá estar alrededor de las cuarenta horas semanales.
Cuando ya sabemos de los periodos de los que disponemos para dedicarlo a las pruebas de la oposición, el siguiente paso es distribuirlo entre las diferentes pruebas: teoría (dividir en estudiar y hacer test), ortografía, psicotécnicos y físicas. Esto será una decisión muy personal que dependerá de tu nivel en cada una de ellas y que en la Academia Voy A Ser Policía de Sevilla cuidamos mucho dentro de la atención personalizada que proporcionamos a nuestros alumnos para orientarlos en esta decisión en función de sus características.
Lo siguiente es dividir nuestro folio en los siete días de la semana e ir anotando en cada uno las tareas a realizar tal y como figura en la foto adjunta. Sin olvidar alternar periodos de estudio (no más de dos horas seguidas, con el teléfono lejos) con descansos cortos (sin pasar de la media hora) que podemos aprovechar para realizar esas pequeñas gestiones de la casa que estén pendientes o responder a las llamadas o whatsapp recibidas y no atendidas en el periodo de estudio.

Estos pasos son imprescindibles para que aproveches al máximo tu tiempo en pos de maximizar tu rendimiento de cara a aprobar las oposiciones. No obstante hay algo más importante que planificarse bien: cumplir esa planificación y saber adaptarla a los imprevistos que vayan surgiendo. 

5 de mayo de 2014

Prepararse para opositar al Cuerpo Nacional de Policía


Teniendo en cuenta que vas a tomar una decisión que va a marcar tu vida profesional es buena idea que te tomes unos días para reflexionar tranquilamente sobre este paso, el cual será un camino duro y difícil, aunque con un posible final muy feliz: ser policía y lo que ello conlleva, es decir, solucionar tu vida laboral, tener un sueldo fijo de por vida y poder plantearte un futuro personal.
En esta decisión debes de tener en cuenta que es un proyecto a un año y medio o dos puesto que es complicado sacar esta oposición en un periodo inferior, aunque no imposible, claro.
Una vez tomada la decisión en firme de opositar se debe de encontrar el sitio adecuado para que nos ayude a superar una oposición nada fácil: un test complicado, psicotécnicos, pruebas físicas, entrevista personal y hasta un reconocimiento médico.
Academia Voy A Ser Policía. VASPOL
Los criterios que puedes usar para guiar tu decisión en cuanto a la elección de academia que te prepare para opositar al Cuerpo Nacional de Policía estarán en función de tus circunstancias personales; es decir, si tienes un buen nivel físico será mejor que te centres en el temario y los psicotécnicos, si por el contrario, las físicas no son tu fuerte es conveniente que busques una academia con un buen entrenador.
Otra cuestión personal es la del tiempo que tienes disponible para asistir a clase, de modo que si estás trabajando es buena idea que busques una academia que dé clase de forma intensiva durante pocos días en semana, así ganarás tiempo en desplazamientos respecto a una academia que imparta las clases repartidas en casi todos los días de la semana.
Por otra parte el lugar donde vives y la cercanía o lejanía a una posible academia, los medios de transporte que unen ambos lugares y lo que tardas en llegar de un lugar a otro es un factor muy importante ya que el tiempo es un bien escaso y es muy conveniente que lo analices con tranquilidad.
Una vez valorados tus condicionantes personales referentes al tiempo disponible, las distancias y el tiempo en llegar o tu nivel físico, es hora de analizar las cuestiones concretas del sistema de estudios de las academias que ofertan preparación a las oposiciones al Cuerpo Nacional de Policía.
Entre estas características es adecuado analizar el sistema docente, la manera de explicar de los profesores, si dan acceso a un número adecuado de test, si hay apoyo de una plataforma virtual con material para ampliar los contenidos impartidos en clase. Asimismo no hay que dejar atrás la disponibilidad de los profesores para atender dudas fuera de las clases, ya sea por teléfono o por correo electrónico.
Una vez que has obtenido información de estos importantes detalles lo suyo es escribir un papel que dividamos en dos con una línea vertical: pros y contras. Y vas anotando lo que te viene bien de una y de otra en ambas columnas.

En conclusión, primero vemos si efectivamente queremos y tenemos posibilidades de opositar a la Policía Nacional, después analizamos las condiciones personales (mi forma física, cuanto tardo en llegar a las academias, el tiempo que tengo si trabajo) y por último estudiamos las características de las academias: calidad docente de su profesorado, si proporcionan atención personalizada, sus instalaciones, si atienden dudas fuera del horario docente o si tienen una buena plataforma virtual para trabajar a cualquier hora. 

28 de abril de 2014

El Esfuerzo

            ¿Quiere conseguir algo realista? ¿un trabajo, acabar una carrera, sacar unas oposiciones? La fórmula para lograrlo creo que ya la conoce, se llama esfuerzo y, desgraciadamente, está en desuso.
Las grandísimas comodidades que nos brinda nuestra sociedad (el famoso estado del bienestar) nos hacen perder la perspectiva correcta, que no por simple deja de ser verdad eterna: las cosas se consiguen con esfuerzo.
Academia Voy A Ser Policía. VASPOL
Con esfuerzo, con capacidad de sufrimiento y entrega en nuestra tarea  tenemos más cerca el éxito, sin él empieza a jugar la suerte y, en muchos casos, los milagros.
Si la meta está en aprobar unas oposiciones o tienes muy buenos y poderosos amigos (opción cada vez más complicada afortunadamente) o no hay otra: esfuerzo, mucho esfuerzo. No queda otra que estudiar lo más grande.
Si la meta es sacar las oposiciones al Cuerpo Nacional de Policía la opción de los amigos descartada, así que solo queda mucho, muchísimo esfuerzo porque en las oposiciones que se han celebrado en 2014 ha contado con más de veintidós mil inscritos para ciento cincuenta plazas, pero, sobre todo, el esfuerzo se multiplica respecto a otros tipos de oposiciones.
Para entrar en la Policía Nacional a la dificultad propia de unas oposiciones se suma que no solo tienes que estudiar a saco y hacer infinidad de test, sino que además hay que entrenar y hacerlo con cabeza porque las lesiones son traicioneras, hay que estar dispuesto a hacer cientos de psicotécnicos, a soportar una entrevista personal muy complicada y someterte a unas exigentes pruebas médicas.
Es difícil, sí, pero con un valor tan en desuso como el esfuerzo, se logra.


21 de abril de 2014

Las oposiciones en cifras.

En las últimas oposiciones de acceso al Cuerpo Nacional de Policía celebradas durante el año 2014 se inscribieron más de veintidós mil personas para 150 plazas; es decir más 146 opositores por cada plaza. La apariencia inicial puede hasta asustar un poquito. Sin embargo esto hay que matizarlo mucho.
            Es ley no escrita que la mitad de las personas que se inscriben para participar en una oposición no llega a presentarse ni tan siquiera. Por tanto, si dividimos por dos las cifras anteriores ya van asustando un poquito menos: 73 personas optan a cada plaza.
            Si seguimos analizando la preparación de ese 50% que acude al examen, tenemos que de los que van al examen la mitad no han tenido ocasión de prepararse de forma adecuada para tener opciones y en su mayoría asisten para ver como es el examen, como preguntan e ir entusiasmándose para el siguiente año. Es decir que hay que volver a dividir por dos, con lo que encontramos que realmente preparados a las pruebas van 37 opositores por plaza.
Academia Voy A Ser Policía. VASPOL
            Hasta aquí lo que sucede en las oposiciones en general. Cuando nos centramos en unas en la que hay pruebas físicas, como las celebradas para acceder a la Policía Nacional, debemos de introducir un nuevo factor de corrección ya que no a todos se nos da bien estudiar y entrenar simultáneamente. Además el deporte con cierta intensidad genera lesiones que en muchos casos impiden alcanzar el nivel exigido o, incluso, poder asistir a las pruebas.
            Por estos motivos podemos descontar un nuevo porcentaje de opositores, en este caso un 25%, por tanto tenemos que las personas que realmente están bien preparadas y, además, asisten con nivel suficiente a las pruebas físicas son 28 (el 25% de 37 son 9, que descontamos).
        Sin embargo no podemos quedarnos con esta cifra puesto que las dificultades en el camino son superiores ya que hay un psicotécnico, una entrevista personal, un control médico muy fuerte (test de drogas, medición de vista, oído, etc.) y, por si fuera poco, presentar carné de conducir tipo B, que no todo el mundo lo tiene. Por tanto se debe de descontar un nuevo 20%, es decir los 28 anteriores se nos quedan en 22 aproximadamente.

            En definitiva, si estudiar cómo hay que hacerlo, entrenas para alcanzar un nivel deportivo adecuado y estas sano física y mentalmente, no te enfrentas a 146 opositores más, sino a 21 (tú y 21 más) que cambia bastante. 

Academia Voy A Ser Policía. VASPOL

14 de abril de 2014

Semana Santa, un buen periodo para estudiar.



            Llega la Semana Santa y con ello días de salir a ver nuestras hermandades, cofradías y pasos o incluso para hacer estación de penitencia. Sin embargo los exámenes teórico y de ortografía de las pruebas para acceder al Cuerpo Nacional de Policía están muy cerca ya: el 10 de mayo, precisamente durante otra de nuestras fiestas de primavera sevillanas: la feria.


Academia Voy A Ser Policía. VASPOL

            Por tanto debemos de matizar mucho eso de que llegan  las vacaciones de Semana Santa, ni mucho menos. Vienen días para intentar compaginar varias actividades y ser capaz de maximizar el rendimiento que le damos a nuestro tiempo. Lo primero es estudiar, la oposición está a menos de un mes, es decir en el momento de apretar más, de echar más horas y más intensidad, sino ¿cuándo?

            Así una vez fijado nuestro objetivo principal, es decir estudiar mucho, pero también dar un paseíto para despejarnos y disfrutar de una de las principales fiestas de Sevilla. Podemos compatibilizarlo, planificando bien nuestro tiempo y sobre todo sabiendo que primero la obligación (estudiar a tope) y después la devoción, nunca mejor dicho.

            Una buena idea puede ser aprovechar la mañana para estudiar intensamente, si nos levantamos a una hora decente y a las ocho de la mañana estamos estudiando, a las 15 horas podemos tener acumuladas nada menos que seis horas de estudio a razón de dos horas de estudio por media hora de descanso, no olvides que hacer este tipo de paradas es fundamental para progresar.

            Así a las tres de la tarde es una hora buenísima para comer y sobre las 16 horas darle otro tirón de un par de horas al asunto, acumulando ocho horas de estudio en un solo día y teniendo desde las seis de la tarde para tomar una ducha, vestirnos en condiciones y disfrutar del recorrido de nuestras imágenes por Sevilla.

            Si hacemos un buen plan de horarios y lugares nos puede dar tiempo para ver unas cuantas de cofradías a la vez de aprovechar para charlar con la familia o los amigos que nos acompañen e incluso cenar unas tapas. Sin embargo no olvides que al día siguiente hay que volver a levantarse a buena hora para completar una jornada tan intensa y provechosa como la que hemos descrito, por lo que hay que irse pronto a casa para descansar y dormir en condiciones, otra de las condiciones fundamentales para que lo estudiado se quede dentro y no se vaya.

            En conclusión: podemos estudiar mucho para nuestras oposiciones al Cuerpo Nacional de Policía tan cercanas y echar un buen rato viendo unas cuantos de pasos, para ello planificación, organización del tiempo y mucho sentido común. Todas condiciones imprescindibles en un buen policía.
             


7 de abril de 2014

Opositar: trabajo, trabajo y trabajo.


No falla, cuando le dices a alguien que eres funcionario inmediatamente te dice: ‘pero qué bien estáis vosotros, sobre todo ahora con la que está cayendo’.  Y no les falta razón, es un trabajo fijo para toda la vida con una remuneración segura y, en algunos casos, hasta buena.
Sin embargo muchas de las personas que opinan en esos términos no reparan en la dificultad que conlleva decidir opositar a un determinado cuerpo de la Administración, llevar a cabo una preparación intensiva que puede durar años, los malos tragos que se pasan haciendo los exámenes o esperando las calificaciones y, sobre todo, la incertidumbre del resultado.
En efecto, opositar es muy duro. Consiste en una prueba mental y física que nos exige de todo nuestro cuerpo y nuestra inteligencia para salir adelante con éxito. El camino es duro, pero claro y sencillo: trabajo, trabajo y trabajo.
Trabajo, puesto que debemos de currar un montón, estudiar temas casi siempre muy farragosos, complicados y densos durante interminables horas, hacer test por castigo, si también hay pruebas físicas, como en las de acceso al Cuerpo Nacional de Policía, entrenar fuerte con la precaución de no lesionarnos y cuando lleguen los días de las pruebas estar a tope concentrado y dispuesto a hacer el mejor examen de nuestras vidas.
Trabajo, para controlar la frustración si no lo logramos, para mantener la constancia imprescindible para lograr alcanzar nuestra meta, para calmar nuestra ansiedad, para no perder el contacto con los amigos, para controlar la preocupación de la gente que nos quiere, para cuadrar las cuentas pese a no tener ingresos y seguir generando gastos.
Y por fin trabajo, sí, trabajo, el que queremos, en el que pagan y, mucho más importante,  en el que te sientes realizado llevando a cabo una actividad profesional, que en caso de la Policía Nacional es apasionante.
Si se ponen los dos primeros trabajos, el tercero llega y sabe a la gloria del triunfo cuando se sabe que profesionalmente uno tiene la vida solucionada.
El camino es complicado, pero está claro: trabajo, trabajo y trabajo. No hay otra fórmula. 

Academia Voy A Ser Policía. VASPOL
Fuente de la imagen: http://www2.technal.es


5 de abril de 2014

En mayo, estrenamos nueva web.

En mayo se pondrá en marcha la nueva versión de nuestra web http://voyaserpolicia.es/

En ella daremos un montón de opciones exclusivas a nuestro  alumnado:
Academia Voy A Ser Policía. VASPOL

  • Acceso a la plataforma virtual de formación sólo para nuestros alumnos: exámenes test teóricos y  psicotécnicos, contacto directo con el profesorado, etc.
  • Descripción de nuestro método, nuestro profesorado, test teóricos, psicotécnicos.
  • Petición de información sobre la oposición, las opciones detalladas de obtener el aprobado, la  disponibilidad particular de tiempo, etc.
  • Posibilidad de inscripción en nuestra academia telemáticamente, sin papeleos.
  • Enlaces a las diferentes redes sociales en las que tenemos presencia.

Todo ello con la premisa de dar a nuestro alumnado una atención integral en todo lo que respecta a su preparación de la oposición al Cuerpo Nacional de Policía.

Recuerda que puedes solicitar información sin compromiso mediante el siguiente formulario: